Imagínate un lugar cuyo cielo está absolutamente estrellado.

Las nubes son una alfombra  bajo tus pies.

Y la oscuridad es tal que en el horizonte solo se distingue la silueta del Teide. Más cerca, otos siete compañeros.

Somos un grupo pequeño. Este no es un espectáculo para masas.

Solo falta que alguien nos muestre los detalles de ese maravilloso cielo.     ...Pasa una estrella fugaz...